La Casa del Menor cumple un sueño

22 de octubre de 2018

 

En la 16° sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante, presidida por la concejal Viviana Sansoni a cargo de la Presidencia, se aprobó con fuerza de ordenanza la desafectación del dominio público municipal ubicado en Mitre y Millán (manzana N° 406) para transferirlo en carácter de donación a la Sociedad Civil Casa del Menor de nuestra ciudad.

A lo largo de varios años, esta institución sin fines de lucro ha dado sobradas muestras de ese quehacer comunitario, en la atención de los menores. Es innegable el rol que cumple en educación, reeducación y contención social de los niños más desprotegidos de la sociedad, manifestando sus integrantes una verdadera permanente vocación de servicio en el desarrollo de las actividades diarias.

Éste crecimiento ha hecho que su actividad institucional requiera mayor infraestructura edilicia y se ha visto en la necesidad de ocupar de hecho el espacio físico lindante, cuya transferencia definitiva se aprueba en dicha ordenanza.

En el transcurso de su devenir institucional, la “Casa del Menor” fueron surgiendo nuevas y mayores propuestas pedagógicas-sociales, ha incrementado el número de alumnos transformándose en una institución de carácter mixto, recibiendo tanto estudiantes varones como mujeres, ante la persistencia de situaciones sociales y económicas de riesgo.

Por tales motivos, el Honorable Concejo Deliberante considera oportuno acceder al requerimiento efectuado por esta institución. La presente donación se realizará con el cargo de que el inmueble sea destinado a los fines dispuestos en el actual Estatuto que rige la sociedad Civil Casa del Menor.

 

 

Un poco de historia

La institución tiene sus orígenes a mediados de la década de los años ’60 ante la inquietud de un grupo de jóvenes de la Acción Católica de la Parroquia de la Basílica Inmaculada Concepción. La iniciativa encuentra su fundamento ante la crisis social, cultural y económica que impactaba los barrios periféricos de la ciudad, en la que muchos niños se encontraban en estado de desnutrición, sin educación elemental y frente a un futuro incierto. Las actividades dieron inicio el día 3 de abril de 1967.