Buscar Noticias

Los Gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y de Córdoba Juan Schiaretti confirmaron que estarán participando junto al Intendente José Lauritto del acto a realizarse este martes 10 de julio en el lugar donde fue asesinado Francisco Pancho Ramírez. Una delegación uruguayense con alumnos, autoridades e instituciones estará participando de esta ceremonia a desarrollarse en Río Seco, Córdoba, lugar donde perdió la vida el caudillo entrerriano hace 197 años.

 

Los dos gobernadores estarán presentes en el acto junto al Intendente Lauritto y los intendentes de San Francisco del Chañar, Marcelo Eslava, el Intendente de Villa de María del Río Seco, Ramón Flores, ambas localidades cercanas a donde está emplazado el Monumento a Pancho Ramírez. También fue invitado el ex Gobernador entrerriano Jorge Busti e intendentes y legisladores de ambas provincias. 

La delegación uruguayense será encabezada por el intendente José Lauritto, el viceintendente Martín Oliva, concejales y funcionarios municipales, la Directora Departamental de Educación Ana María Díaz, autoridades educativas, representantes del Instituto Ramiriano, y una delegación de docentes, directivos, alumnos y padres de la Escuela Técnica Nº2 “Francisco Ramírez”, la Escuela Nº 26 “Francisco Ramírez” de Basavilbaso, y del Centro de Formación Profesional Nº 5 “Pancho Ramírez” que recorrerán más de 800 km para llegar a este paraje y participar de la ceremonia.

 

 

 

“Para nosotros será un orgullo que nos acompañe el Gobernador Bordet, y el Gobernador Schiaretti para brindarle un homenaje al General Francisco Ramírez, en el lugar donde dejó su vida. El “Supremo Entrerriano” fue el primer gran caudillo de la entrerrianía, y por eso queremos recordarlo y mantener sus valores”. 

En la época en que fundó la República de Entre Ríos, Francisco Ramírez fue un impulsor de la educación primaria obligatoria, de la agricultura y la ganadería. Fue un gobernante que tuvo espíritu de progreso a la hora de regir los destinos de su terruño. Por eso merece un homenaje de todos los argentinos y por eso tiene un lugar en la historia de la patria. “Este monumento es un homenaje a un caudillo que soñaba con un país que sea grande y federal”, señaló el gobernador de Córdoba al momento de inaugurar el monumento, allá por 2010.

 

El acto

El 10 de julio de 1821, Francisco Ramírez perdió la vida en los campos de Rio Seco Córdoba, por donde era perseguido por los ejércitos santafesinos y cordobeses. En ese paraje en el norte cordobés, se inauguró una emblemática escultura que representa el momento en que fue abatido el caudillo entrerriano con un disparo de trabuco, luchando por sus ideales y tratando de recuperar a La Delfina, su amada compañera que había sido apresada por el enemigo.

La obra de arte de generosa dimensión, emplazada como significativo monumento a la vera del denominado Camino Real, fue realizada por el artista de esa provincia, Enrique López D´ Franza. Allí se realizarán los actos centrales al cumplirse el próximo 10 de julio los 197 años de aquellos acontecimientos.

Joomla templates by Joomlashine